En este momento estás viendo La maga más importante de la historia, Adelaide Herrmann

La maga más importante de la historia, Adelaide Herrmann

Login to Donate!
Login Register

Adelaide Herrmann

Adeilade Herrmann fue una ilusionista y artista de vodevil nacida el 11 de Agosto de 1853 en Londres.1 Cuando era niña Adelaide quería ser bailarina profesional, en 1874 llegó a Nueva York como bailarina de Imre Kiralfy.

Su carrera en la magia comenzó siendo la asistente del mago Alexander Herrmann “Herrmann el grande”.2 Trabajando juntos se enamoraron y el 27 de marzo de 1875 culminaron su amor casándose en la ciudad de Nueva York. Juntos, Alexander y Adelaide entretuvieron al público con una gran variedad de efectos de magia, incluidos escapismo y atrapar balas.3 Con el paso del tiempo, Adelaide aprendió muchos efectos de magia y comenzó a crear los suyos propios.

mijeres-magas-adelaide-herrmann

En la era victoriana, el espiritismo era muy popular y con él se engañaba a la gente con la esperanza de poder comunicarse con sus seres queridos ya fallecidos. El matrimonio Herrmann en lugar de continuar con sus habituales shows, comenzaron a desacreditar públicamente a los médiums que decían comunicarse con los muertos. Para desenmascararlos expusieron cómo hacen sus trucos los espiritistas, explicando todo al público. En 1888, los Herrmann montaron un espectáculo en el que revelaron a los periodistas cómo la espiritista Ann O’Delia Diss Debar era una médium fraudulenta.

En 1896, cuando Adelaide tenía 43 años, Alexander murió. En aquel entonces, una asistente no era nada sin su mago. A pesar del éxito de la pareja y de los beneficios obtenidos con sus espectáculos, Adelaide estaba lejos de tener suficiente dinero para poder retirarse. Además Adelaide era una enamorada de la magia y no quería abandonarla.

Adelaide pensó que el nombre “Herrmann el Grande” podría seguir en alguien de la familia. Así que convenció a su sobrino Leon para que se convirtiera en el nuevo Herrmann el Grande. Ella se convirtió en la manager del nuevo Herrmann el Grande y, para poder sacar los shows adelante, ella tuvo que invertir tiempo enseñándole cómo hacer los efectos de magia. Todo apuntaba bien, hasta que Leon se volvió muy arrogante y decidió que él podía hacerlo todo por su cuenta sin tener que pagarle a su tía un porcentaje de las ganancias. Al final Leon Herrmann despidió a Adelaide como su manager. Una vez despedida se pudo ver como Leon no tenía talento natural para la magia, y todo el éxito cosechado fue gracias a las enseñanzas de su tía. Leon Herrmann decidió abandonar la magia y Adelaide comenzó su carrera en solitario como ilusionista.

Carrera en solitario

Adelaide comenzó a crear su propio espectáculo de magia en el que mostraba su feminidad y sus propios talentos en el escenario de una manera que el público nunca antes había visto. Llevaba hermosos vestidos e introdujo el baile en los efectos de magia. Llamó a su show “Magia, gracia y música”. También decidió contratar a jóvenes promesas del baile para sus shows.

En sus espectaculos hizo numerosos juegos de magia. Entre ellos están, una desaparición en una nube de humo rojo en la que Satanás aparecería en su lugar. También levitaba del suelo, con sus largos y elegantes vestidos. En otro juego se acostó en un ataúd y lo prendió fuego, logrando escapar. Todo esto era asombroso, pero para poder ser respetada en la comunidad mágica, Adelaide tuvo que hacer uno de los juegos más difíciles. En el show “Magia, gracia y música” hizo el juego de la bala mágica pero en lugar de que una sola persona le disparara, invitó a seis hombres a dispararle con sus armas y “atrapar” las balas con los dientes. Haciendo este juego de magia consiguió el respeto de toda la comunidad mágica la cual en ese momento era una comunidad exclusivamente de hombres. Ella dejó claro que era una maga a la altura de los grandes magos de la época.

Adelaide era una mujer muy creativa, siempre con nuevas ideas que añadía al show. Más adelante comenzó un espectáculo llamado El Arca de Noé, donde acumuló una colección de 200 animales. También actuó en todos los escenarios más importantes de la ciudad de Nueva York. Adelaide era una persona admirada y querida por el público, lo que le permitió no solo mantenerse a sí misma, sino que pudo crear trabajo para otros artistas.

Cartel adelaide herrman

Final de su carrera y sus últimos años de vida

Adelaide continuó actuando hasta que en 1926 cuando ella tenía 70 años sucedió un incendio en un almacén en la ciudad de Nueva York que destruyó sus accesorios y mató a algunos de sus animales. Sin embargo no abandonó la práctica de la magia, hasta su muerte a los 79 años a causa de una neumonía.

Esta historia es un homenaje para todas las mujeres que lucharon para hacerse un nombre en un mundo de hombres.

Bibliografía
  • peoplepill.com. (s. f.). About Adelaide Herrmann: Professional magician (1932 – 1953) | Biography, Facts, Career, Wiki, Life. Recuperado 3 de julio de 2021, de peoplepill.com 

  • Quinn, S. (2021, 22 abril). Adelaide Herrmann, the Queen of Magic in the Victorian Era Dove Into Stage Magic When Her Magician Husband Suddenly Died. HistoryCollection.Com

  • Adelaide Herrmann – Magicpedia. (s. f.). Magicpedia. Recuperado 3 de julio de 2021, de geniimagazine.com

Agradecimientos especiales a Alodi P.